29 sept. 2012

Warlord Legacy Cap 6


Cap 6: Acero, Chispas y Rugidos
Yolvar y Korin procedían a su nuevo destino montañoso: Cynstark, situada en un gran valle nevado. Tras avanzar durante mucho tiempo encontraron un cambio radical del paisaje: en un paisaje rodeado de montañas, palmeras y oasis comenzaban a surgir.
·         ¿Qué es este cambio Radical?-Dijo Korin sorprendido
·         Esto es hecho por el ser humano… espera… allí hay un puesto de algo.-
Yolvar y Korin decidieron acercarse al puesto blanco y vieron un cartel que ponía: Battlestar Motor
·         Bienvenidos aspirantes al título y fanáticos del motor a un nuevo nivel en las competiciones de Acadia II ¿alguno de vosotros se anima a participar en el 2º torneo patrocinado por Acadia II?-
·         La verdad es que…-
·         Vamos! Será Divertido yo me apunto.- Dijo Korin interrumpiendo a Yolvar-
·         No seas imprudente.-
·         Está bien caballero, necesito un nombre y que rellene la siguiente inscripción-
Korin pensó que no sería bueno dar su nombre real.
·         Warrior, Llamadme Warrior-
·         Está bien Warrior, necesito que rellenes esta ficha con los datos de la Skyliner que vayas a usar-
Korin comenzó a rellenar los datos de la inscripción, una skyliner es un vehículo de dos ruedas con formas triangulares que suelen ser usados en carreras de alta velocidad. Color: negro con algunas rayas amarillas laterales a modo de tigre.
·         Todo en orden, su subscripción será enviada muy pronto, disfrute de su estancia antes de comenzar la carrera-
Korin atravesó junto a Yolvar la plataforma y aparecieron en un sitio completamente distinto del que venían: la sala era de un estilo refinado y la decoración recordaba a un juego de ajedrez:
·         Bueno ya estamos aquí ¿te parecerá bonito haberte inscrito en este torneo sin saber nada de las Skyliners.- Replico Yolvar
·         ¿Qué? Claro que se… tuve una vez una, bueno dejemos de perder el tiempo, vayamos a nuestro garaje.-
Pasó la tarjeta que le dieron en recepción por el portal y  llegaron al garaje donde estaba su Skyliner tal y como la había pedido. Al cabo de un rato una sirvienta entró en el garaje:
·         Señor Warrior, el torneo va a comenzar y caballero (Yolvar miró hacia ella) acompáñeme hasta las gradas.-
Mientras tanto, Korin cogía una especie de mangos con una palanca en ellos. Quitó su máscara y su ropa y la guardó en una taquilla a la que le pasó su tarjeta para que no le pudieran robar. Mientras tanto se puso el traje  sintetico pero flexible y resistente y el casco que pidiera: tenía forma de un casco normal pero la parte de atrás del casco tenía unos cuernos hacia atrás. Acto seguido se puso el casco y fue hacia la carrera:
·         En marcha-
Más tarde
·         Damas y caballeros bienvenidos a un nuevo torneo sangriento de la mano de Acadia II, los nuevos aspirantes tendrán que superar distintos obstáculos que les supondrán un gran Riesco a medida que avanzan por el primer circuito: Downside Oasis. El torneo comienza en 3…2…1… ¡YA!.-
Acto seguido los competidores comenzaron a correr y en un momento saltaron al mismo tiempo. Korin y el resto de competidores separaron los mandos y al instante se formaron las motos a partir de los dos mandos:
·         Esto será pan comido.- pensó Korin
La carrera comenzó, el terreno era árido y la tierra estaba bastante suelta, lo suficiente para hacer derrapar las Skyliners. Korin iba en cabeza momentáneamente tras tomar las dos primeras “S” del circuito. Pero el duelo no hiciera nada más que comenzar, justo cuando llegara a la recta del circuito, suspendida en el agua un camino de piedras que llegaban hasta un templo, le adelantó un motorista con una estructura física distinta al resto de los competidores.
-(pensando) es… ¿Una mujer?-
·         Si no te importa… el premio lo ganaré yo-
·         ¡No creas que te lo voy a dejar tan fácil!.-
La voz, la figura todo apuntaba a la sospecha de Korin, atravesaron el túnel y Korin vio una curva cerrada al final del túnel. Korin aumentó las revoluciones y tumbó bruscamente la moto haciendo la curva por el interior y cogiendo una torre en espiral que tenía una rampa al final de la torre para llegar al otro lado de la recta:
·         No esta vez-
Entonces las dos motos fueron pegadas toda la espiral hasta que finalmente saltaron juntos a la plataforma del otro lado del lago desprendiéndose tras un choque. La motorista seguía en cabeza en el circuito tras pasar una curva ligera llegaron a la última curva del circuito que era muy cerrada era el único lugar donde Korin podía ganar tiempo y así lo hizo, consiguió adelantarla en la última curva haciendo uso de la fuerza centrípeta para ganar algo más de aceleración y finalmente tuvieron que recurrir al ojo de halcón para determinar la victoria de Korin. Tras la carrera, la motorista se acercó a Korin:
·         No está mal para ser un principiante-
·         Supongo que no, aún así queda mucho para determinar quién será el autentico ganador-
·         No te des muchos méritos Warrior, aún puedo ganarte en menos de dos carreras y por cierto, no he visto tu cara aún-
·         Al igual que yo no he visto la tuya, Aún no es el momento para entrecruzar miradas.-
Tras esta frase, Korin se despidió de la Motorista y se dispuso a reunirse con Yolvar

24 sept. 2012

La cazadora cazada - Capítulo 6

Me cambié de ropa: me puse unos pantalones negros y flexibles y una camiseta ajustada. Até a mi cinturón un par de puñales, introduciendo otro en la bota, y me coloqué en el pelo un par de horquillas impregnadas en veneno. Finalmente, oculté un revólver en el bolsillo de la cazadora.
Según los informes, en ese momento, Sutter estaba en su trabajo como guarda de seguridad de una fábrica del Sector Industrial.
Al llegar al lugar, bajé del coche y le busqué. Fingí que mi coche me había dejado tirada. Cuando se acercó a examinar el motor, bajé el capó y le golpeé. Al ser tan corpulento, apenas acusó el golpe.
Me miró con ira, yo saqué el revólver y le apunté.
- Cabrón, ¿recuerdas a Amy y Robert Morrow? Pues esto va por ellos.
Él rió y con rapidez me pegó una patada en la cara que me hizo caer al suelo. Disparé y le di en el hombro izquierdo. Con un rugido de dolor, me pisó la muñeca hasta que crujió y me hizo soltar el arma. El dolor me cegó momentáneamente y Sutter lo aprovechó para arrojarse sobre mí y golpearme. Me quitó los cuchillos del cinturón y con uno de ellos me hizo un corte superficial en la mejilla. Conseguí alcanzar el otro, que había dejado a un lado, y se lo clavé en la ingle, despistándolo. Conseguí zafarme y, cuando casi alcancé el revólver, me golpeó en la nuca. Perdí la consciencia por un momento y al despertar, a pesar de estar herido, con su mano izquierda rodeaba mi cuello y en la derecha sostenía un cuchillo.
- Vas a ver lo que es sufrir, preciosa - escupió con rabia.
Rajó mi camiseta, la apartó y posó el filo del cuchillo sobre mi ombligo. Lo clavó sin llegar a hundirlo y siguió el corte hasta llegar a mi cuello, en línea recta. Grité y él rió. Me arrojó de bruces al suelo, se colocó encima y recorrió parte de mis piernas con el cuchillo. Saqué fuerzas de donde pude: recordé a mis padres, que habían sido asesinados por esa bestia, y a Jacob, al que necesitaba volver a ver. Traté de incorporarme de golpe, sorprendiéndole, y soportando el terrible dolor que me atenazaba el pecho, me quité una horquilla y se la hundí en el ojo. Soltó el cuchillo y se apartó. Yo lo recogí y le apuñalé.
Estaba cansada y mareada, me dolía todo el cuerpo y notaba cómo perdía cada vez más sangre, pero no  podía más que quedarme allí tendida. Cerré los ojos.
No sé cuánto tiempo pasó, pero oí la voz de Jacob gritando mi nombre al verme tumbada en un charco de sangre. Vi sus ojos grises mirándome asustados cuando llegó a mi lado y vio mi situación, observé cómo llamaba a la ambulancia. Apoyó mi cabeza en su regazo e intentó detener mi hemorragia. Tomé su mano y me la llevé a los labios.
- Jacob - susurré - no me dejes, por favor... - las lágrimas corrieron por mis mejillas ensangrentadas, yo que nunca lloraba...
- Shh - me acunó él - estoy aquí, contigo, y no me voy a ir, ni ahora ni cuando te recuperes.
Rozó mi frente con sus labios y sentí como la consciencia me abandonaba.

22 sept. 2012

Warlord Legacy Cap 5



Cap 5: Respiro
Tras llegar al hospital, tuvieron que explicar cómo recibieron esas heridas. Tras un largo lapso tratando de explicarlo, dijeron que sus heridas fueran causadas por un asalto por parte de los Daemon Barracks, al oír este nombre, el resto de los pacientes se callaron y hubo el silencio, Al parecer ese nombre provocaba cierto temor entre la gente.
Horas más tarde, atendieron la herida de Yolvar que, al ser leve, le dieron el “alta”. Mientras, Korin aún seguía en operación:
-…Aún le están operando… lo mejor será dar una vuelta por la ciudad así no molestaré en el hospital.-
En ese momento, Yolvar decidió ponerse la túnica y se dio cuenta de que esta tenía agujeros:
-…Vaya faena… tendré que llevarla a remendar.-
Yolvar comenzó a caminar hacia la sastería mas rara de la zona. Se situaba en un suburbio. Al entrar en ella lo primero que vio fue un mostrador de madera y múltiples estantes con telas enrolladas y bobinas de hilo por todos los lados. Al otro lado de la barra estaba un hombre mayor, gordo y un gracioso bigote. Su aspecto era bastante grasiento y sudoroso.
-¿Que desea?-
-Oh hola, venía a que me repararan esta túnica ya que tiene un agujero grande y no tengo manera de arreglarlo.-
-Haber… déjame ver.-
Yolvar se sacó la túnica y quedó en pantalones pitillo negros y una camisa del mismo color.
-Vaya… no había visto nunca una tela como esta ¿de dónde has sacado una túnica así?- Dijo el sastre con asombro.
·         Bueno… es un recuerdo de cuando finalicé mi formación-
El sastre se fijó en las hombreras de la túnica y vio que en una de ellas había una garra y en la otra una calavera:
·         oye chico… ¿En qué puñetas te has formado?-
·         Oh nada importante…Conjuración.-
·         No eres un demónologo o un necroheister?-
-… No que va… no me dedico a esas cosas.- dijo Yolvar para disimular
·         Menos mal, no me dedico a hacer trabajos a ese tipo de gente… juegan con los demonios y con los muertos… lo siento, nunca he visto este tipo de hilo-
·         Está bien, entonces nada-
Yolvar decidió salir de allí y guardar en una maleta que tenía la túnica y la pistola de magia. Tras esta operación decidió ir a visitar a Korin y hablar sobre el estado de Korin y entrar en la habitación:
·         Hola Korin! He venido a ver como estabas.-
-…Hola…- Dijo Korin
Korin tenía puesta la máscara y la capucha para no mostrar a Yolvar lo que realmente era:
·         ah por cierto las enfermeras me dijeron que eras algo raro…-
-(pensando) mierda se habrá enterado de que soy…¿esto?... no. no puede ser, a pesar de que no soy humano no hay manera de que se diera cuenta.
-…supongo que será por tu habilidad de regeneración… ¡madre mia! Con esas heridas dicen que podrás estar fuera del hospital en poco tiempo.-
·         Oh…será por eso jeje.- trató de disimular Korin
·         Si… hasta entonces descansa-
El cuerpo de Korin estaba cubierto de vendas, sobre todo el tórax de Korin.
Tiempo después, Korin y Yolvar pudieron retomar su viaje:
·         Bien, ya me encuentro mejor, oye Yolvar…¿Qué estas buscando? Es decir, ¿cuál es tu objetivo?-
·         Bueno estoy buscando destruir a los Daemon Barracks…venganza principalmente. Además he descubierto con esta batalla que aún existen Gemas de Vulcaria y debo acabar con ellas.-
·         ¿Gemas de Vulcaria?- Respondió Korin con incredulidad
·         Son gemas que se crean a partir de almas de personas concediendo su muerte a la diosa de la codicia Vulcaria.-
·         Oh…bueno eso es mas que un motivo para unirte-
·         ¿Eh? Nunca he dicho nada de unirme a ti…-
·         Vamos! Además Parece que los Daemon Barracks están buscando a las espadas míticas así que si no te unes a mi me uniré yo a ti-
-(…) parece que no tienes remedio… está bien te dejaré unirte a mi… no sé cuando me podría hacer un portador de una espada mítica-
·         Entonces ¿Cuál es nuestro próximo destino?-
·         Mmm… veamos… aquí se supone que hay un templo, en Cynstark, podremos atravesar por este paso de montaña.- Le explicaba Yolvar a Korin en un mapa
En el momento en el que salían por las puertas de la muralla en la ciudad una extraña niebla comenzó a cubrir el entorno en el que estaban y un ataque inesperado estuvo a punto de golpearlos si no fuera porque Lehez cogiera control de su mano y lo parara.
La niebla comenzó a disiparse:
·         Impresionante, has podido parar ese ataque sin apenas inmutarte.-
·         ¡Muestrate!- Exigió Korin
Cuando la niebla se disipó se dejo ver a una persona alta, fuerte con el pelo largo, liso y Blanco. Iba con una chaqueta azul oscuro con llamas decorativas Doradas. Su espada era lo más peculiar de su presencia: se trataba de una katana formada con un cristal azul claro y un mango plateado.
·         Quien eres…-
Antes de que acaba de hablar Korin, el extraño espadachín se abalanzara sobre él desprendiendo del suelo un par de piedras en el proceso.
·         Lehez-
La espada comenzó a brillar y a extenderse hasta alcanzar el tamaño de una de dos manos. En un instante el espadachín desapreció y apareció detrás de Korin dándole con el canto de la katana:
·         No tienes el poder necesario para vencerme, aún no es el momento de enfrentarnos.- Dijo el espadachín antes de irse definitivamente como vino: desapareciendo en la niebla.
·         Gah… maldito…-
·         No te preocupes Korin, volveremos a verle estoy seguro, prosigamos hacia Cynstark-
Korin y Yolvar comenzaron su viaje juntos esta vez pero, ¿Quíen seria ese espadachín con la habilidad de teletransportarse?

17 sept. 2012

La cazadora cazada - Capítulo 5

Media hora antes de salir, el jefe nos llamó a Jacob y a mí a su despacho. No pude evitar asustarme, creí que nos iba a despedir o echar la charla sobre el decoro, la actitud en el trabajo y todo eso. Cuando llegué, Jacob estaba sentado enfrente de Jones; yo ocupé la silla contigua con un aplomo que no sentía.
- Bien. Ya estáis aquí los dos. - nos miró a ambos con sus ojos saltones y una expresión insondable - Jacob y Amanda, sois los dos mejores asesinos de la Guardia del Sistema con los que contamos en el momento. - nos miramos sin entender nada, pero Jones continuó - A pesar de vuestra juventud, habéis demostrado tener una sangre fría y una capacidad para matar admirable. Por eso he decidido encargaros a vosotros el objetivo más peligroso que hemos tenido.
Calibró nuestras reacciones, aunque nuestros rostros no dejaban traslucir ninguna emoción.
- Marcus Sutter - continuó - "el Vengador". Se ha confesado como el asesino de la mayoría de nuestros compañeros que han aparecido bajo el signo de la rebelión.
Noté que el corazón se me aceleraba y mis puños se cerraban con fuerza en torno a los brazos de la silla: el asesino de mis padres. Jones, que se percató, advirtió:
- No quiero que os enfrentéis a él solos. Aunque contéis con el apoyo del otro, no os confiéis y mantened todos vuestros sentidos alerta. Sutter es muy listo y no le temblará el pulso ni se dejará llevar por sus sentimientos. Así que, Amanda, no me hagas dudar de tu profesionalidad y no te dejes arrastrar por la sed de venganza. Sed prudentes. Aquí tenéis todos los detalles. - terminó, tendiéndonos dos carpetas.
Jacob se fue nada más salimos del despacho sin decir nada. Yo fui a mi mesa, meditando sobre la posibilidad de cumplir la venganza que había prometido unos años atrás. Tenía claro que debía morir en mis manos, pero, posiblemente, Jones tendría razón y sería peligroso.
Estaba ojeando el contenido de la carpeta, cuando oí que alguien se acercaba. Levanté la cabeza y me encontré con la mirada de Julia. Me recosté en la silla y la miré a los ojos fríamente.
- ¿Qué quieres? - espeté.
- Que no te acerques más a él, puta.
- Eso tendrá que decidirlo él, ¿no? Me acercaré a él todo lo que quiera. ¿O no pensarías que Jacob estaba enamorado de tí? ¿Qué te crees? ¿Que esto es un cuento de hadas? Porque tú pierdas el culo por él no te va a corresponder, no me seas inocente.- reí.
Las lágrimas inundaron sus ojos. Apoyó las manos en la mesa y se acercó a mí, mirándome con rabia.
- Pues como no te alejes, te jodo la vida: le cuento todo lo que he visto a los de arriba - amenazó.
Antes de que se diera cuenta, me puse de pie y apunté con la punta de las tijeras a su cuello. Ella abrió los ojos al máximo, asustada. Miró a su alrededor en busca de ayuda, pero estábamos solas.
- ¿Ahora sí tienes miedo, zorra asquerosa? - susurré - Si se te ocurre cumplir esa amenaza o volver a amenazarme te juro que te busco hasta en lo más profundo del infierno, te arranco todos y cada uno de esos pelos, sigo quitándote la piel a tiras y te mato a hostias, ¿está claro? - tiré de su coleta hasta que quedó mirándome a los ojos - Responde, puta.
Asintió, llorando y la solté. Salió corriendo de la sala y yo recogí mis cosas y me fui a casa.
Seguí examinando la información de Sutter en la mesa del salón y continué con mis reflexiones. Si le pillaba por sorpresa podría tener una oportunidad. Julia me había calentado la cabeza y eso, unido a la sed de venganza, me hizo tomar una decisión.

16 sept. 2012

Warlord Legacy Cap 4


Cap 4: Último Recurso

El Hechicero Observó una vez más a Korin y sacó dos balas del bolsillo: una blanca y una azul.
-Solo me quedan estas… en fin menos mal que tengo un código de colores para saber de qué tipo son.-
Cogió una pistola que tenía y la disparó hacia Korin, está le atravesó y misteriosamente comenzó a curarse:
-No sé como ha ocurrido esto… Pero bueno, ¿donde habíamos dejado esto? Creo que me huelo una victoria.- Dijo Korin
Acto seguido comenzó un duro intercambio de golpes por parte de los dos adversarios. Useloff consiguió atravesar su defensa con dos golpes que desorientaron a Korin momentáneamente:
-…Korin concéntrate, aún no hemos perdido, puedo aumentar tu velocidad momentáneamente- dijo la misteriosa voz
-Puedo… Luchar aun –Hahahaa!! Me temo que tú serás el único que pierdas- Dijo Useloff en un tono de superioridad
En ese momento la mirada de Korin cambió repentinamente a una mirada inerte-Si no me atacas lo haré yo-
Entonces la doble tajada de Useloff fue fácilmente parada por Korin, una velocidad increíble imbuía a Korin-¿Donde lo habíamos dejado?.- dijo Korin en un tono atemorizador
Entonces Korin cogió la espada en una mano y le provocó una tajada Lateral que le provocó una hemorragia-¿Como puede ser posible? ¿Este es el poder de una espada mítica?... Interesante ¡pero yo llegué a ser general sin una de ellas! ¡En Guardia!-
Entonces Useloff hizo como si apuntara hacia Korin y entonces de la protuberancia de su arma salió una bala que esquivó Korin pero aún así le rozó provocándole un leve rasguño-Tsk…eso no me lo esperaba… una pistola en su arma… Tendremos que ponernos en serio Lehez-Tu lo has dichos maestro-
Korin comenzó a correr en dirección a Useloff y este comenzó a dispararle. Korin recibía las balas pero seguía hacía su destino.
-¿Pero que le pasa a este? No se inmuta a pesar de que ha recibido todos esos golpes-Mi determinación me hace indestructible…-
Entonces Useloff trató de dar una estocada y parar uno de los golpes pero Korin puso su espada y se deslizó sobre el filo de Useloff con la velocidad que llevaba consiguió ponerse detrás de él y asestarle un golpe por la espalda.-¿Cómo Has….?-
Entonces el hechicero disparó la otra bala al suelo y se formó una gran fuente de truenos.
-Korin… necesito tomar control de tu cuerpo.-
Korin entonces fue controlando por Lehez y entonces cogió la espada y la lanzó hacia el aire.
-¿Te estás desprotegiendo? ¿Tratas de provocarme?.-
Entonces comenzó a absorber los rayos y estos comenzaron a recubrir el cuerpo de Korin y de él comenzaron a salir rayos para cubrirlo. Useloff creyó que lo iba a atacar con los truenos pero en cambio Korin salió hacia arriba despedido con la ayuda de los rayos cogiendo la espada.
·         ¡Preparate!-
Acto seguido Korin se lanzo con la espada en punta hacia abajo cual misil consiguiendo atravesar la defensa de piedra que convocó Dave Useloff dejando a este medio moribundo:
·         Tsk… ha conseguido herirme. ¡Prisión de piedra!-
Entonces Useloff Creó una esfera de piedra que atrapó a Korin entre sus muros rocosos. Mientras tanto el hechicero comenzó a verse mas afectaron en la pelea:
·         Tsk, voy tener que entrar en combate. ¡Prepárate Useloff!.-
Su mano comenzaba a brillar y de ella comenzaron a salir rayos azules que cubrieron su mano por completo. Useloff Cargó otra vez su arma y la disparó contra el hechicero, pero este con su otra mano cogió una placa de metal que se desprendió al formar el golem y amortiguó el daño de la bala. A continuación el hechicero extendió la mano con la palma abierta y los rayos se juntaron de manera que atravesaron el abdomen de Useloff:
·         Gah… Menos mal que aun sigo teniendo esa “Gema”-
Entonces Useloff comenzó a rodearse de una aura oscura que comenzó a sanar sus heridas de una forma peculiar: todas las heridas que tenía comenzaron a cubrirse de una carbonilla oscura y el agujero de su abdomen comenzó a rellenarse con una materia oscura viscosa.
·         No puede ser… ¿aún se siguen sintetizando esas gemas?- dijo el Hechicero impresionado
·         HAHAHAHA! Nunca se dejaron de crear-
Entonces Useloff comenzó a cargar contra el Hechicero con sus dos armas y este esquivaba todo lo que podía salvo un ataque que atravesó su hombro.
·         Gah… Tyrnav!.-
Los rayos volvieron a la mano del hechicero y le destruyeron una mano a Useloff. Pero esta comenzó a regenerarse con ese maldito mineral negro:
·         No pudes vencerme, me regeneraré cada vez que me ataques, soy indestructible-
-(Pensando el hechicero) no puede ser indestructible normalmente estos fragmentos no regenaban un material así, puedo probar otra cosa.-
El hechicero probó a romper otra vez aquella mano y no volvió ocurrir nada más:
·         Regenérate!-
·         Parece que he encontrado tu punto débil Useloff y además en ese proceso he ligado tu gema a mí-
·         ¿¡COMO!?-
En ese momento, El hechicero comenzó a sentir una gran fuerza y los Rayos se tornaron violetas. Al no poder controlarlos, los liberó todos contra Useloff como un mar de truenos liberados. Tras esto un sonido como si un cristal de rompiera se escuchó, y el cuerpo de Dave Useloff estaba ennegrecido y las partes que antes estaban ennegrecidas ya no estaban:
-…quie… ¿quién eres?- preguntó Useloff a duras penas
El hechicero cogió el bracamarte violeta de Useloff y se lo clavó en el pecho:
·         No serviría de nada decirle mi nombre a una persona que va a morir- respondió el hechicero sentenciosamente
Entonces el hechicero comprobó que Useloff estaba muerto y se dio cuenta de que Korin aún estaba atrapado en la prisión rocosa. Se acercó allí y escuchó un sonido sordo proveniente del interior. Su espada estaba afuera asi que solo podría ser una cosa… destruyó la prisión con un hechizo de fuego
·         Ignis Freure!-
Tras destruir la pared un puuño de Korin salió de la pared y después todo su cuerpo:
·         E…E…¿Estabas rompiendo la pared con los puños? –
·         Si…-
·         Pero ¡TU TE HAS VUELTO LOCO O QUE!-
-…-
·         Dejáme que te lleve al hospital por lo menos tienes varias costillas rotas y los puños destrozados… aunque no se tu nombre.-
-…Korin… aunque yo no se el tuyo-
·         Mi nombre… es Yolvar…ahora vamos al hospital apóyate en mi-
Tras esta breve discusión Yolvar y Korin se dispusieron a marchar a curar sus heridas en el hospital aunque las dudas nos volvían a surgir ¿Quién es Yolvar? ¿Es amigo o enemigo? Y ¿Qué serían esas “gemas” de las que hablaban? De todas maneras la prioridad era sanar sus heridas.



11 sept. 2012

HSN - Capítulo 2



Capítulo 2 – Seguro que es un unicornio

A
l día siguiente, Silouh y Knut decidieron ir a una cafetería cercana para revisar el informe con tranquilidad.

-         Esto no hay por dónde cogerlo. – replicó Silouh harta de leer una y otra vez la escasa información del caso.

-         Estaba pensando… y creo que ya lo tengo.

-         ¿Tú pensando? En fin, dispara, qué crees que ha sido.

-         Seguro que es un unicornio.

-         ¿Qué?

-         Un unicornio.

-         Estás de broma, ¿no?

-         No, lo digo completamente en serio.

-         Tanta cafeína te ha sentado mal.

-         Pero no un unicornio cualquiera… – hizo una breve pausa – es un unicornio retrasado.

-         Euh… - Silouh le miraba con su típica mirada de: “tú estás mal, tío, muy mal”.

-         Piénsalo, ¿qué clase de bestia sería capaz de causar ese desastre?

-         Eh… - seguía sin poder reaccionar.

-         Una muy idiota.

-         ¿Cómo tú? – interrumpió Silouh molesta – mira, no tengo tiempo para esto, así que…

-         Déjame terminar. – le cortó Knut – Normalmente los monstruos matan sin dejar pruebas para que no los cacen, pero este es especialmente idiota. Además, no encontramos huellas, así que pudo escapar volando… ¿y quienes pueden usar la luz solar para volar?

-         Los unicornios… pero no son los únicos que pueden volar.

-         Confía en mí, seguro que es un unicornio.

Dicho esto, Knut se levantó y se fue. "Un unicornio dice... será idiota..." Pensó Silouh mientras seguía dando vueltas al café con la cuchara intentando hacer que su cabeza encontrase una teoría más coherente.

Decidió descansar un poco y mirar la pequeña televisión del local, en la que, por supuesto, no echaba nada interesante. El típico programa basura de telemierda en el que unas analfabetas discuten sobre quién lleva más botox en la cara.

Justo cuando una de las rubias de bote decidió que lo más lógico era enseñar las bragas para conseguir más espectadores, el programa fue interrumpido por una noticia de última hora. Otra chica había aparecido muerta.

Silouh recibió un mensaje de Knut: “Ven en seguida, no te vas a creer lo que hemos encontrado”. Se terminó el café de un trago y salió corriendo hacia la escena del crimen. Al llegar no se pudo creer lo que estaba viendo.

-         Un… un…

-         Venga, dilo, – dijo Knut en tono de burla – sabes que lo estoy deseando.

-         U-unicornio… - titubeó Silouh, que aún no se lo creía.

-         Unicornio retrasado para ser más exactos – interrumpió Urbano, que acababa de llegar.

-         Entonces, Knut tenía razón… - murmuró sorprendida.

-         Sí, – dijo Knut orgulloso – y tú no me creías, ves cómo…

-         El descerebrado tenía razón… – interrumpió de nuevo Urbano – eso sí que da miedo.

-         ¡Eh! ¡No soy ningún descerebrado!

-         Sí, claro, a trabajar – ordenó entre risas.

Knut y Silouh se dirigieron hacia el unicornio, el cual se encontraba tendido en el suelo. Respiraba con dificultad y tenía una herida bastante grave. La chica, o lo que quedaba de ella, estaba a su lado. Por lo visto el unicornio la atacó y mientras la devoraba un cazador borracho le disparó pensando que era un venado, pero claro, al ver que su sangre y su vómito eran como un arco iris, se dio cuenta de que lo que había cazado no era normal.



Knut se acercó para examinar mejor el cuerno roto del unicornio para calcular su edad, unos 140 años. Silouh por su parte se puso de rodillas frente al animal y colocó su mano sobre la herida.

-         Le quedan 2 horas 32 minutos y 15 segundos de vida. – afirmó Silouh con total seguridad – Date prisa.
-         Ya voy, ya voy.

Knut extendió su mano hacia los ojos de la bestia, pero antes de llegar algo salió de su boca y se desvaneció en el aire. El unicornio dejó de respirar.

-         No puede ser. – dijo Silouh extrañada – Está muerto.
-         ¿Cómo?
-         Está muerto, esa cosa ha salido y lo ha matado… pero, ¿qué era?




Casi se me olvida actualizar, y eso que llevo repitiéndome todo el día que hoy es martes. Cómo se nota que hay que ser tonta para escribir tantas chorradas seguidas. En fin, espero que os guste y todo eso.

Nos leemos.

8 sept. 2012

Warlord legacy Cap 3


Cap 3: Keisdra
Korin finalmente llegó a Keisdra, una pequeña ciudad comerciante rodeada de campos verdes, frágilmente amurallados por piedras que, poco a poco en polvo se convierten. Korin entró en la cuidad y vio algo completamente distinto a lo que se imaginaba:
.Wow! ¿Esto es Keisdra? Yo me lo imaginaba distinto…más pequeña.-
Korin comenzó a caminar por la calle empedrada perfectamente dándole un toque rustico a la ciudad. Observó que había una tienda de complementos en la que compró una túnica marrón con capucha y una máscara simple, plana, con rayas rojas verticales y las ranuras de los ojos rectangulares, compradas con parte del dinero que había en la faldriquera. Decidió ponerse la túnica y la máscara para que no lo traten como un ser extraño. Korin se apresuró a buscar la taberna que en la nota se especificaba, preguntó a la gente de los alrededores pero no obtuvo ninguna respuesta ya no tenían ni idea de donde podría estar la susodicha taberna. En ese momento, el dispositivo comenzó a brillar en dirección al noroeste de la ciudad un punto. Korin decidió investigar el punto dentro de la ciudad. Tras atravesar distintos suburbios llegó al punto que mostraba el dispositivo. Era la taberna. Tras un gran suspiro entró y pudo observar
Que no estaba muy iluminada, la barra estaba hecha de roble y había un conjunto de mesas y sillas del mismo material. Parecía que entre los clientes habituales había uno que destacaba en las mesas del fondo de la taberna: llevaba una casaca militar, Botas altas negras, Unos pantalones oscuros y un sombrero de ala ancha. Acto seguido, el dispositivo de Korin se volvió a activar y marcaba la ubicación de aquel estrafalario ente. Korin decidió acercarse a esa mesa:
-(Esperando a que se siente) Te estaba esperando… vi tu actuación contra aquellos asaltantes… tienes potencial.-
-Ehm… gracias supongo.-
-Tengo un grupo de gente dedicado a proteger los caminos de asaltantes y asegurar el orden… Soy Dave Useloff, jefe de la brigada. No hace falta que uses esa mascara y esa túnica si su función es ocultarte.-
·         No estoy interesado en formar parte de un grupo… aunque no tengo pistas tampoco sobre el paradero al que debo ir.-
·         Únete a mi y obtendrás todo lo que desees, dinero, poder, pistas…-
·         ¿Pistas?-
·         Sí, lo que quieras, aunque, no creo que tengas muchas opciones.-
Levantó su cabeza para ver a Korin y este se encontró con un hombre adulto, con sus rasgos faciales marcados, Ojos profundos y vacios de sentimientos y un bigote espeso pegado a una nariz ancha. Korin estaba confuso y no sabía si confiar en el o no. Aunque por otra parte necesitaba saber más sobre esta espada y sobre lo que tendría que hacer a continuación.
·         Vamos, ¿A qué esperas? Somos una potencia bastante grande, verás mundo, obtendrás lo que quieras… ¿suena tentador no?-
·         No creo que me llegue a unir, prefiero ir por mi cuenta.-
Dave apuntó su espada hacia Korin en un gesto amenazador:
·         Entonces lo único que te espera es la muerte.-
Useloff tiro la mesa hacia delante y Korin lo esquivo haciendo una voltereta hacia atrás:
-(Incorporándose tras la maniobra) Wow! No sabía que tenía tanta flexibilidad-
Dave Useloff sacó dos armas de sus fundas: Un bracamarte violeta con un mango bastante peculiar y una daga  aun más rara, curva, de color metálico con un ojo amarillo y una metálica protuberancia hueca.
Tras este incidente, el resto  de los clientes comenzaron a pelearse aprovechando la oportunidad con lo primero que encontraron (botellas, sillas, mesas, lámparas…). El tabernero, mas enfadado que mosqueado, comenzó a mascullar y a gritar.
Useloff con tanta intromisión no podía ver donde estaba Korin hasta que lo descubrió saliendo por la puerta como si nada. Cuando salió comprobó que era mediodía:
·         Phew… no me puedo concentrar con tanto ruido.-
En ese momento, Korin comenzó a escuchar como si un ariete golpeara una puerta.
·         ¡MALDITOOO!!!-
La puerta, una pared y un par de personas salieron  como si fueran disparadas
·         Nadie huye de Dave Useloff al menos de que me venza-
·         No estaba huyendo… Tan solo me concentro en espacios abiertos…-
·         Se acabó, sentirás mi ira con una técnica mía-
Clavó la espada en el suelo y un círculo con runas brillando apareció. A partir de él comenzó a formarse un golem con las piedras de la calzada tan alto como una casa. Korin estaba impresionado de lo que acababa de ver:
·         Wohohoo… parece que voy tener que ponerme en serio… ¡Lehez!!!-
Entonces la espada comenzó a brillar y volvió a aumentar su tamaño a una espada de dos manos ancha y la primera runa comenzó a brillar en un rojo carmesí intenso:
-( Tras darle tres golpes) los golpes no le hacen efecto-
El golem golpeó a Korin y lo lanzó como reacción contra una casa y atravesó el tejado acabando en un ático:
·         Cough …(Escupiendo sangre) Necesito encontrar otra manera de atacar al golem. Quizá si ataco a Useloff pueda desmoronarse el golem…parece que no tengo muchas opciones ¡He de intentarlo!-
Korin salió por el agujero que hizo al atravesar el tejado y trató de provocarle:
·         Ehh monstruo!  ¡¡Estoy aquí!! ¡Golpéame si puedes!
El golem, molesto, trató de golpear a Korin pero su brazo quedó atascado en la casa. Korin aprovechó esta oportunidad para subir al brazo del golem. Este dio un puñetazo y se rompió el brazo:
·         Buf eso estuvo cerca… debo acercarme a Dave Useloff lo más pronto posible-
En ese momento Korin saltó por encima del hombro del golem para llegar a Dave Useloff pero este lo reprimió con un ataque frontal y otro lateral-por cierto, hay algo que me olvide de comentarte, mi golem tiene una capacidad de regeneración alta.-
-¿Queeee?...-
Acto seguido el Golem apresó entre sus rocosas manos a Korin y cada vez lo apretaba más
-(Vomitando sangre y pensando) No creo que pueda aguantar mucho mas… ¿Acaso voy a morir aquí?-
Entonces una estalactita de hielo atravesó el brazo del golem, provocando que se soltara Korin y liberándolo de aquel tormento-¿Por qué se ha liberado del golem?-Parece que siempre que voy a algún lado me encuentro con vosotros Daemon Barracks-Muéstrate ante el magnífico Useloff-
De un salto apareció, tenía el pelo largo y negro con un estilo despeinado, tenía dos hombreras de tela, una de ellas tenía una calavera amarillenta y en la otra tres garras esqueléticas. Llevaba una túnica morada y un guante metálico bastante aparatoso y con un aspecto demoníaco-¿Quién eres?, No me suena tu cara entre los criminales.- Dijo Useloff con un tono de reproche
-¿Yo?... Digamos que soy el que va a matar a uno de los miembros de Daemon Barracks…-
Dave tenía cara de no enterarse quién era el miembro.
-…Es igual…voy a matarte… Oye tu el enmascarado (Korin se dio la vuelta) ¿Podrías encargarte del general por un momento?-
-…(Korin asintió con la cabeza)-
Korin había perdido mucha sangre y su visión se vió gravemente influenciada con síntomas como visión borrosa, y perdidas momentáneas de la visión:
Creo que este combate se puede ver quién va a ser el ganador no? Espadachín…-
-…-
-Vamos ni siquiera puedes hablar… esto será pan comido.-
El hechicero mientras peleaba contra el golem, observaba a ratos la batalla entre Korin y Useloff. Comprobó que Korin estaba en pésimas condiciones y se defendía a duras penas de la lluvia de ataques que recibían de ambas armas de Dave Useloff:
-Tsk… no puedo evitar ver como recibe tantos golpes… además si no estuviera yo aquí… probablemente muriera… en fin (comenzando a generar una estaca de hielo) acabemos con esto rápido-
El hechicero comenzó a lanzar estacas de hielo a ambos brazos del golem hasta que se desplomaron y  se despedazaran contra el suelo:
Se regenerara pero… ¿Qué puede destruir la roca?... Ya sé ¡Utilizaré aquella técnica!-
El Hechicero comenzó a pronunciar léxicos en un idioma olvidado:
-Ich Nefar vud kair nimhez …Ignis Freure!!!-
Las llamas comenzaron a brotar de sus manos  con gran fuerza, rodeando al golem hasta que por el calor las rocas que lo formaban se resquebrajaron hasta formar una montaña humeante de escombros.

Bueno, aqui esta el siguiente capitulo de Warlord Legacy, opinen sobre el, digan lo que menos le gusta, lo que mas... no se cualquier cosa para poder ayudarme a escribir mejor

6 sept. 2012

El Diario del Diablo- Capítulo 2

Siberia, 12 de febrero de 1383

El día ha amanecido soleado, una buena forma de comenzar la rutina; me resulta tan confortable despertarme con la luz del sol y el canto de los pájaros.
Salgo con velocidad de mis desordenados aposentos, desciendo por la escalera principal, y tras caminar un par de minutos entro en el comedor, donde los reyes y príncipes me aguardan para comenzar con el desayuno. Me disculpo por la tardanza y ocupo mi lugar.
Nientras saboreo las deliciosas tostadas de mermelada de mora, alzo la mirada unos instantes y observo que madre no está probando bocado, a pesar de que sigue un régimen intenso, no por ello debe privarse de comer.
Hago un ruido con mi garganta y madre me mira. La pregunto qué tal se encuentra , pues no la veo con muy buena cara. Tras un breve silencio la reina, forzada, dice que no se encuentra bien , de ahí la falta de apetito. Asiento como si nada pasase y continúo con mi desayuno. Tras terminar su comida, y yo la mía, la sigo por el pasillo que conduce a sus aposentos y aguardo detrás de una estatua a que los guardias desaparezcan. En ese momento veo como la reina se despoja de sus vestiduras.
Su espalda está ensangrentada, surcada por tres enormes arañazos, es entonces cuando recuerdo lo acontecido la noche anterior. Caigo al suelo y comienzo a sollozar intentando que madre no me vea. No lo consigo pues ella se acerca a mí intentando  onsolarme. Me pregunta qué hago en su cuarto y lo único que yo puedo hacer es mencionar sus heridas. No responde, lo que consigue aumentar mi ira y no poder contener mis siguientes chillidos. Ella se queda sin hablay me dice algo que me aterra escuchar: "Tú sabes quien lo hizo".
En ese preciso momento un sudor frío comienza a bajar por mi espalda. Madre me expulsa de sus aposentos tras gritarme que me largue. Doy la vuelta y me retiro. Camino por el corredor hacia las escaleras principales y salgo a los jardines.
Mientras camino me encuentro a mi hermano mayor, Gregorovich, el heredero al trono. Se me acerca y tras los saludo pertinentes y alguna que otra preocupación por mi aspecto, comenzamos juntos a pasear.
A medio camino, Greg vuelve a hablar , preguntándome si he dormido bien, ya que la noche anterior había visto las puertas de mis aposentos de par en par, y mi cama vacía. Empiezo a ponerme nervioso otra vez, y la situación empeora tras decirme que momentos después escuchó un ruido y un grito de mujer (deduzco que de madre). Como puedo me libro de él y acudo a mi habitación con la intención de dormir; tantas emociones en un solo día me están pasando factura.

--------------------------------------------------------------------------------------
Espero que os guste este segundo capítulo de El Diario del Diablo. Nos leemos.

5 sept. 2012

Inmersa en las tinieblas- Prólogo


En la oscuridad y la tranquilidad de la noche se percibían los cantos de los grillos y el ulular de las lechuzas en las ramas de los árboles cercanos a la casa. El viento mecía las hojas provocando un sonido tétrico. 
Desde lo alto de la colina se vislumbraba un gran edificio, que constaba de tres plantas. A simple vista, y debido a su tamaño, nadie podía pensar que allí solo vivían dos hermanos . Las paredes estaban pintadas de blanco y el ala oeste de la casa compuesto por una gran vidriera desde donde se observaba el interior de la biblioteca familiar, atestada de libros, y uno de los tres estudios.
El piso superior era el único empleado de forma continuada, ya que era allí donde se encontraban las habitaciones. En una de ellas Cat dormía. Las pesadillas que la asolaban desde hacía años no la daban tregua; en ellas aparecían los rostros cadavéricos de sus padres en el interior de las bolsas de plástico negras de rigor, sus caras desfiguradas en muecas de terror. Habían pasado unos años difíciles dada su pérdida y todavía no la habían superado del todo. Su hermano James lo llevaba mejor que ella, ya que él no los había visto en esas condiciones, Cat sin embargo sí, pues fue a recogerlos al aeropuerto aquel día. Lo recordaba como si hubiese sido ayer. Se levantó a las seis de la madrugada para desayunar, prepararse y no encontrar el atasco de las mañanas. A las seis y media ya había terminado y ponía rumbo al aeropuerto; en el taxi sonaba Undisclosed desires de Muse.
I want to reconcile the violence in your heart
I want to recognize your beauty's not just a mask
I want to exorcise the demons from your past
I want to satisfy the undisclosed desires in your heart
Una vez allí esperó a que llegara el vuelo de sus padres, pero éste se retrasaba cada vez más; tres horas más tarde el avión tomaba tierra. Nadie salía por la puerta de embarque. Finalmente uno de los trabajadores se acercó con la intención de abrirla y al entrar profirió un agudo chillido.
Cat se despertó sobresaltada y bañada en sudor. Otra vez ese recuerdo, recuerdo que se había convertido en pesadilla. Se incorporó mientras seguía pensando en lo acontecido aquel día.
Tras el grito, más gente se acercó asustada, usando sus teléfonos de forma frenética. Desde su posición Cat solo podía observar la escena con cara de asombro y preocupación. "¿Qué es lo que pasará?" se preguntaba. Al rato lo averiguó, pues diversos coches de policía y ambulancias se acercaban al lugar. Catherine se temía lo peor, y no se equivocó, pues tras acercarse ella también divisó a los forenses retirar los cuerpos del avión, entre los que se encontraban los de sus padres. La policía mientras tanto buscaba al asesino, del que no había ni rastro. Días después saldría la noticia en la prensa, con el añadido de que los cadáveres de todos los pasajeros habían desaparecido del depósito sin ninguna explicación.
Volvió en sí. No la sentaba nada bien recordar lo sucedido. Todavía eran las tres de la madrugada y dudaba que a esas alturas pudiera conciliar el sueño de nuevo. Para pasar el tiempo decidió acercarse a la estantería y leer: Romeo y Julieta, Frankestein, Drácula,... se decantó por este último y comenzó la lectura. Media hora después sonaron unos golpes en la puerta de su habitación.
- ¿Cat, estás despierta?
Era su hermano James, que o bien había tenido una pesadilla al igual que ella, o bien había estado jugando al World of Warcraft en el ordenador.
- Pasa, pero ten cuidado al entrar, no pises la ropa.
Cat era un completo desastre. Cada vez que se cambiaba de vestimenta, el suelo acababa anegado en un mar de pantalones, faldas, camisetas,... Nunca recogía su habitación.
- Vives entre basura, ¿lo sabías?, cualquier día tendrás que salir tú para que quepan todas tus cosas.
- ¿Y a ti que más te da?, ¿para eso me has despertado?- reclamó Catherine con cara de enfado.
- Primero, sé que estabas despierta porque te he oído levantarte de la cama y rebuscar en tus estanterías, y segundo...
La canción de Psychosocial proveniente del móvil de Cat cortó a su hermano en mitad de la frase.
And the rain will kill us all
we throw ourselves against the wall
but no one else can see
the preservation of the martyr in me
Bajó corriendo las escaleras en busca del aparato. Siempre lo dejaba tirado por ahí. Lo encontró en el sofá, debajo del cojín de lana verde hecho por su abuela años atrás. Se acercó y leyó el mensaje.

4:00h. en otro lugar
Apagó el móvil. A esas alturas ella ya habría leído el mensaje. No quería actuar sin haberla avisado con anterioridad, pues deseaba verla dudar y sufrir con antelación.
Aún recordaba la foto de aquellos dos niños pegada en la parte interior de la cartera del hombre. La niña, Catherine, ella era su objetivo. Habían tenido valor al poner a la hija ese nombre. Densas lágrimas rodaron por sus mejillas al recordar a la persona que años atrás había recibido aquel nombre por parte de sus padres, una persona que corrió la misma mala suerte que ahora le deparaba a la muchacha. Se enjugó las lágrimas y retornó al presente, a lo alto de aquella colina. Aquella pareja opuso resistencia y pidió clemencia, mas nadie hizo caso de sus plegarias. Ahora era a su hija a la que la tocaba sufrir, sufrir por lo que la ocurrió a su amada. Él no descansaría en paz hasta conseguir su propósito, verla muerta y enterrada. Esperaba que con aquel mensaje la hubiera asustado todo lo que pretendía.

-----------------------------------------------------------------------------------------------
Bueno chicos, aquí os traigo el prólogo de mi historia principal. Espero que os guste a pesar de que pueda parecer algo típica. Ya me contaréis.