18 jul. 2012

El Diario del Diablo- Prólogo

Prólogo

En la fría Siberia de 1383 vivía un rey junto a sus tres hijo.
El rey Coshcosh era un hombre muy pacifico, con una gran paciencia debido a los años de reinado, una paciencia que estaba a punto de agotarse, ya que en el castillo en el que residía había una constante guerra entre sus hijos, todos querían su poder, el de gobernar el único castillo a 80km a la redonda. El castillo estaba oculto en los bosques donde lo único que había era un eterno silencio, interrumpido en ocasiones por el canto de los pajarillos y el tenebroso aullido de los lobos.
El hermano mayor Gregorovich era arrogante y egoísta, su especialidad las tormentas eléctricas.
Las únicas diferencias entre los hermanos eran sus increíbles poderes, a la par asombrosos y terroríficos
El mediano Stanislav era un hombre humilde y amable, su poder el agua, y el tercero era el más extraño de todos, su nombre Nikolai. Era un buen chico, pero sus poderes lo obligaban a hacer cosas malignas: prendía fuego a objetos, torturaba animales e incluso a personas. Su propio poder podía con él, lo poseía y según sus hermanos se asemejaba a un demonio, un lunático, algo no apropiado para un príncipe, pero él sufría por no poder controlarlo y vivía con miedo ya que no sabía que sería lo siguiente que iba a hacer. Se sentía como si alguien le robara su cuerpo he hiciera lo que se le antojase con él y para colmo su hermano Gregorovich se burlaba de él. Lo que Nikolai no sabía era que su hermano mayor lo respetaba ya que temía ser el siguiente en sufrir las consecuencias de su fatal ira.




Bueno, hola a todos, soy Sandrita la nueva escritora del blog y espero que os guste este prólogo de una de mis historias principales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada