5 may. 2012

Kuzguners Capítulo 9

El final de un juego no llega hasta que no quedan oponentes.
CAPÍTULO 9 – FIN DEL JUEGO, COMIENZO DEL FIN

-         Ninguna dirección es correcta… ¿significa que todas llevan a puntos muertos? No, no puede ser eso. Es un laberinto, tiene que haber una salida.

Miré hacia atrás. Esta vez no había desaparecido el camino. Era lógico, al fin y al cabo aún no había tomado ninguna decisión.

Respiré hondo. Tenía que haber algún truco. Tras un tiempo pensando di con la solución. El cartel estaba hecho para los que venían del camino que estaba detrás de mí, así que se refería a las otras tres direcciones, por lo que la opción correcta era volver por ese camino.

Me di media vuelta y al poco tiempo me encontré con otro cartel. Estaba orientado hacia el otro lado, así que tuve que rodearlo. “Recto: muerte, derecha: vida, izquierda: resurrección”. Estaba claro que este cartel no tenía ninguna intención de engañar, la muerte implicaba que todos los caminos a partir de ahí eran incorrectos. Lo de resurrección me intrigaba, pero aun así decidí escoger el camino de la derecha.

-         Jo, así no es divertido. Haz caso a tu instinto y arriésgate.
-         Ni hablar. – dije con una amplia sonrisa. Sabía que había escogido bien.

Seguí caminando por un tiempo hasta que me encontré con una puerta enorme. Di unos pasos hacia delante y cuando me dispuse a abrirla, apareció un cerrojo.

-         Algo me dice que vas a tener que ir por el otro camino para encontrar las llaves jeje.
-         ¡Maldita sea! ¡Loki, eres un tramposo!
-         ¿Y cómo sabes eso si ni siquiera conoces las reglas?
-         Tengo razón y lo sabes.
-         Vamos, que no vas a ir por el otro camino, ¿no? – Loki apareció de nuevo.
-         Está claro que no.
-         No eres nada divertida, ¿sabes?
-         No me importa, déjame pasar de una vez.
-         Bueno, tú te lo pierdes.

Con un leve gesto abrió la puerta. No podía creer lo que había al otro lado. Había vuelto al principio, era la entrada de la mansión.

-         ¿Qué es esto?
-         Ya te dije que escogieras el otro camino.
-         Serás…
-         Toda acción tiene su consecuencia.
-         ¿A qué viene eso ahora?
-         Adiós, niña.

Loki me empujó y cerró la puerta. Intenté abrirla de nuevo, pero era imposible. Me di la vuelta y vi los cuadros. Las telas que antes los cubrían ahora estaban en el suelo y los personajes permanecían cada uno en su cuadro. Sólo quedaba un cuadro tapado. Me acerqué y retiré la tela. Era un retrato de un hombre que no parecía tener nada en especial, no se parecía a ningún dios que conociera.

-         ¿Te gusta el cuadro?

Al girarme vi a una mujer de pelo azul y ojos rojos. No cabía duda, era la misma que aparecía en el primer cuadro que vi.

-         ¿Quién eres?
-         Me llamo Morrigu, pero eso no importa. Es hora de la prueba final.

--------------------------------------------------------------------------------
Este es el capítulo que menos me gusta de todos los que he escrito hasta ahora (a parte de los dos primeros), espero que os guste más a vosotros.